CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES DEL PERÚ
Afiliada a la CSI y CSA

Fundada el 13 de Diciembre de 1993 - Registro Oficial Nº 001 - Folio Nº 001 - 98 MTPS
  • Es hora de ir todos por Trabajo Decente, cambio de políticas y reformas estructurales.
  • Persistir social y políticamente en el cambio es el camino. 

El Perú requiere, un Plan Nacional de Trabajo Decente; que surja del diálogo económico-social; que sea ratificado en el Concejo de Ministros; y que el Congreso de la Republica lo apruebe. De modo que los gobiernos y el pueblo se aboquen a la realización de reformas estructurales, que nos lleven al desarrollo con empleo seguro e industrialización sostenible, con sueldos adecuados, acceso a la protección social y el medio ambiente saludable.

Al respecto han transcurrido; casi dos décadas desde que el gobierno del Perú,  en la asamblea mundial de OIT, junto a los empresarios y los trabajadores, firmo en Ginebra la propuesta de Trabajo Decente; y poco más de 11 años de la conferencia regional de las Américas de la OIT, donde se firma el Compromiso Hemisférico de reivindicar a los pueblos del continente a travez de Planes Nacionales de Trabajo Decente.

Pese al tiempo transcurrido en el Perú a la luz de los hechos; aún el Trabajo Decente es prácticamente letra muerta, no existe ningún Plan Nacional de Trabajo Decente, tampoco regional, ni local. Los gobiernos, los empresarios e incluso los trabajadores, desde entonces no hemos honrado lo que firmamos; y la academia en las facultades de economía, derecho, etc. no lo asume y  mucho menos los partidos políticos.

Como consecuencia, el atraso del país es evidente. La economía sigue siendo frágil es primaria exportadora y en las empresas formales y todo el estado; la informalidad y la discriminacion campean; abunda, la desnaturalización de la temporalidad; los sueldos bajos, predominan;  los despidos fraudulentos son millares; se persigue la libertad sindical; el diálogo social, se burla; a la seguridad social y la salud laboral, se la elitisa; y las negociaciones colectivas se bloquean.

Mirando hacia la perspectiva, mantener el tema siempre en la agenda CUT, ha sido vital; nos ha permitido la suscripción de la declaración por Trabajo Decente de Lima con la MLM; y poner el tema como punto de la agenda del (CNT) Concejo Nacional de Trabajo. Sin duda los avances han sido importantes, pero si los gobernantes no lo asumen de poco o de nada sirven.

Las jornadas por Trabajo Decente de los 7 de Octubre y los debates de los proyectos CUT-PARI en la Comisión de Trabajo del Congreso, en torno al 7 de Octubre como día de la promoción del Trabajo Decente, dieron sus frutos; se logró que la ministra Garcia declare, como Semana del Trabajo Decente, la primera semana de Octubre; pero igual, tampoco sirve de nada si las políticas no cambian.

En ese estado de cosas persistir es el camino. El 10 de Enero del 2017, en la reunión de centrales sindicales con el presidente; tendremos otra oportunidad para lograrlo. La CUT tendrá a su cargo, sustentar la urgencia de contar con un Plan Nacional de Trabajo Decente; no solo por los compromisos OIT; sino para que oriente al país por la ruta del progreso con desarrollo sostenible.

El Plan Nacional de Trabajo Decente, tiene que desarrollar políticas en 4 ejes básicos. El desarrollo económico sostenible para generar nuevas oportunidades de empleo con salarios adecuados. La regulación de los derechos laborales y su vigencia plena en concordancia con los convenios OIT. La protección social y el acceso universal a la seguridad social y la salud en el trabajo. Y la institucionalización del Diálogo Social y el fortalecimiento de los actores sociales

Chicago 8 de Enero del 2017 

Julio César Bazán Figueroa 

Comentarios


*