CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES DEL PERÚ
Afiliada a la CSI y CSA

Fundada el 13 de Diciembre de 1993 - Registro Oficial Nº 001 - Folio Nº 001 - 98 MTPS

Que de la Justicia Social y del trabajo en CADE

El empresariado debe negociar con las Organizaciones Sindicales y Sociales.

 

Unos más que otros seguramente hemos seguido el desarrollo del CADE 2016, porque querámoslo o no nos ha llegado los sucesos del conclave empresarial. Literalmente los medios trasladaron sus equipos de información completos al balneario de Paracas.

En ese sentido; para todos es evidente que el CADE fue un largo espacio de diálogo entre gobierno y empresarios; donde han consensuado entre ellos, en cómo hacer negocios en los próximos años; y para ganar adeptos, en las ponencias se ha entrecruzado como telón de fondo la justicia social.

Algún ponente se ocupo del tema trabajo en el programa, para creer que existe compromiso real con la justicia social?, ciertamente que nadie. Como podríamos entonces pensar de otra manera,  si desde la programación, el verdadero mecanismos de justicia social fue obviado.

Pese a ello, de los asistentes hemos escuchado de todo, en su relación con el estado, sobretodo de la necesidad de mayores facilidades para hacer negocios con la inversión pública; e incluso cuando el ministro de educación, Saavedra, se ocupó de la educación y obviamente de la niñez.

De parte del estado, hemos recogido el mensaje del gobierno de PPK de un total alineamiento con el empresariado, al punto que el propio presidente dedico tres días al evento empresarial, como un participante mas. Y hemos escuchado su declaración de clausura, de deseo de Justicia Social.

El CADE deja claro en el país, que sus conclusiones son las peticiones del pliego de reclamos de los empresarios, que desde el movimiento sindical y social debemos asumir esa petición y que  ahora obviamente nos toca a todos aperturar una negociación formal. Estarán dispuestos a negociar?

Porque siempre han estado acostumbrados a dar por hecho lo que plantean y a imponer su forma de pensar, no lo sabemos. Pero para la negociación necesitaríamos de disponer de un espacio de dialogo conjunto, de procesar un diagnostico común y de la definición de reglas claras para la toma de acuerdos y para el cumplimiento de los mismos.

Sobre el espacio de dialogo común, insistimos en la necesidad de institucionalizar el concejo económico y social, unificando todos los concejos que de manera dispersa funcionan sin una misión y visión común de desarrollo de todos, empresarios, trabajadores y la sociedad entera. Y sobre las reglas, bastaría la buena fe entre las partes, que de vida a ese telón de fondo del CADE.

En el diagnostico de la realidad económica, social y política, debemos tomar en cuenta la subida de los precios de primera necesidad, las huelgas de los trabajadores del estado, las observaciones a los regímenes especiales, los incumplimientos empresariales a las normas laborales etc. De igual nos debe importar los justos reclamos de las poblaciones rurales, frente a la sequias en el Norte, de los agricultores en el Centro, de la población en el Sur y en Lima y de los nativos en la selva.

Lima 3 de Diciembre del 2016

Julio Cesar Bazán Figueroa

Teléfono 996079133

Comentarios


*